colaboraciones

Javiera Gutiérrez - ¿Qué somos las mujeres, sino, más que salvajes por naturaleza?

Javiera (@gutijav en Instagram), es una administradora pública canceriana de 24 años, egresada en plena pandemia mundial el año 2020. Se define como una mujer política, y su meta es poner sus conocimientos al servicio de las comunidades, apostando por la educación cívica, un tema que cree es importantísimo y hoy se encuentra relegado por las instituciones. 

«Envío un escrito que nace desde entenderme(nos) a nosotras como mujeres en un mundo que nos ha pisoteado y ninguneado de diversas formas, siendo este mismo mundo el que nos lleva a ser salvajes por instinto y naturaleza”. 

Qué somos las mujeres, sino, más que salvajes por naturaleza?

¿Qué es eso que nos hace sentir, vivir y vernos como mujeres?

Esa pregunta la formuló una amiga en una junta.

Dio pie a una conversación distendida de algo que jamás nos habíamos planteado.

Una pregunta que derivó en diversas respuestas.

Ahí caímos en cuenta que no es el físico, ni los genitales.

Mucho menos la ropa que usamos o el maquillaje que llevamos.

No es la profesión que elegimos, ni los roles que nos asigna la sociedad.

Ser mujer y sentirse mujer va mucho más allá de todo eso.

Somos las excluidas, las desprestigiadas.

Las manoseadas en la calle, las que nos callan.

Las que asumen que no sabemos manejar o cuidar nuestras emociones.

Somos las locas de patio, las que exageran todo.

Las que usan poca ropa y son juzgadas.

Las que estamos al servicio del hombre y del sistema capitalista.

Pero también, y por sobre todo, somos las que hemos luchado por nuestros derechos.

A las que sus emociones las hacen más fuertes.

Las que internalizan la sororidad como base de la sociedad colaborativa.

Las que abortamos. Las que nos educamos. Las que damos a luz. Las que amamantamos.

Las intuitivas, como dice Shakira por ahí. 

Recuerdo haberle dado muchas vueltas a esa pregunta.

Recuerdo también, que aquella noche no pudimos llegar a un consenso de respuesta.

Una sola cosa estaba clara en ese momento, y ahora:

somos el poder que nos ha dado luchar por nuestros derechos.

Somos el conocimiento ancestral de todas las que han estado en esta tierra.

Somos madres gestantes de nuestros sueños, nuestras vidas.

Somos fuego, salvajes, por eso las mujeres hemos cambiado el mundo,

y puesto el mundo patas pa´ arriba a los que creen dominarlo.