conflictos socioambientales

Defensa del complejo dunario " Gota de Leche", El Tabo

El sitio conocido como Gota de Leche en El Tabo posee una importancia ambiental, social y cultural – arqueológica. Es el campo dunar más grande de la provincia de San Antonio, destacando por la valiosa composición ecológica que albergan estas dunas “costeras”. Hay preocupación sobre su protección debido a las amenazas a este espacio natural, por la reducción de los campos dunares en la región. 

Cercano a la localidad de Las Cruces por el sur, y por el norte con el Tabo y el Tabito, se ubica el particular campo dunar de 280 hectáreas de extensión, en el cual residen abundantes bosques nativos y variados sistemas de matorrales, en armonía con quebradas, esteros (El Canelo y La Granja) y un humedal. Su cercanía con el Humedal Santa Margarita lo integra como parte de un mismo ecosistema.

Posee 233 especies de flora y 82 especies de fauna, principalmente aves. El bosque presente tiene un origen antiguo con especies endémicas como el Peumo, el Petrillo y el Naranjillo. Su belleza vegetativa alcanza inclusive a albergar la especie única llamada “Hierba de El Tabo”, especie clasificada como en peligro de extinción. La fauna es igual de importante en el ecosistema, con avistamientos de Yacas, Cururos y Zorros Gris. Se observan también especias de aves en categoría de conservación, tales como el Pelícano, el Cuervo del Pantano, el Lile. Las organizaciones ambientales han registrado guaridas de Pilpilen y el Pequén.

Un aspecto destacable que guarda el sitio es su valor arqueológico, debido a las piedras tacitas encontradas. También llamadas piedras de los indios, son rocas de gran tamaño, por lo tanto fijas, las cuales poseen relieves como recipientes formando morteros. Por eso se les llama “tacitas”, por su capacidad de contener líquidos. Estas piedras fueron elaboradas y utilizadas por los pueblos cazadores recolectores de la zona central caracterizados como la cultura del Aconcagua, Llolleo y Bato, poblaciones que se remontan desde hace 3000 años. Se estima que su uso refiere a diversas finalidades, desde lo culinario, pasando por la molienda de vegetales, granos, minerales y una utilidad ritualística. Además, hay evidencia que sostiene que las piedras tenían un uso astronómico. Es decir, los pueblos que aquí habitaron tenían nociones sobre la observación de las estrellas y el espacio.

Principales impactos socioambientales:

Las incesantes extracciones ilegales de áridos en el campo dunar, de alta intensidad, se configuran como una práctica sistemática y habitual por parte de vendedores inescrupulosos. Las principales extracciones se encontraban en el sector de Santa Margarita y la zona cerca a la Playa Las Salinas. Según el investigador Bastían Brito, ingeniero ambiental, se han extraído 30 hectáreas de arenal desde 2006. Un daño irreparable que no da señales de detenerse. Algunos han sostenido que se contaba con la benevolencia del antiguo alcalde que legitimaba esta práctica.

Alrededor de las dunas en sitios aledaños, ganando cada vez más terreno. Si bien no se cuentan con cifras estimadas de hectáreas ocupadas por este tipo de cultivo, es conocido por los vecinos esta acción inescrupulosa.

El sitio actualmente se encuentra en categoría 3 en plan regulador, lo que significa que es un terreno urbanizable, una amenaza para la existencia de este valioso espacio ambiental. En ese contexto, las inmobiliarias están generando proyecciones urbanas en el campo dunar de Concón, a causa de su posición privilegiada como entorno natural que resulta un objetivo rentable para las empresas constructoras.

Por último y no menos importante, la circulación de vehículos motorizados para recreación se ha vuelto recurrente, repercutiendo en la destrucción de la vegetación debido a que no es un lugar apto para el tránsito sin que se afecte a las especies. Otra irresponsabilidad que a todas luces se une a las anteriores: no respetar los espacios ambientales.

Desde el año 2006 a la fecha, han sido 16 años de conflicto

0
años

Principales actores involucrados

Salvemos Gota de Leche

Fundación Ecosta

Comunidad organizada

Principales acciones en torno al conflicto:

Las organizaciones ambientales y vecinxs han realizado innumerables acciones con la idea de generar vida comunitaria en torno a la naturaleza del campo dunar. El cuidado del espacio ha sido arduamente llevado a cabo, con jornadas de limpieza de los basurales. actividades de concientización y educación ambiental comunitaria, y actividades culturales como jornadas de muralismo. 

Junto a estas acciones, la principal carta de las organizaciones y comunidad para avanzar en su soberanía ambiental es impulsar la declaración de Santuario de la naturaleza. Esta declaración jurídica formal es beneficiosa ya que la norma indica una declaración de conservación, cuyo título es de monumento nacional. Esto permitiría que no se realicen actividades incompatibles que generen daño en el área resguardada. Actualmente se está avanzando en la tramitación, teniendo la respuesta del MMA que posee todas las características para su declaración.