conflictos socioambientales

Megaproyecto inmobiliario Maratué en el Borde costero Horcón- Quirilluca

Quirilluca es otro de los tesoros naturales que se encuentran en la región, ubicado en la comuna de Puchuncaví, cerca del balneario de Horcón. Al norte por la playa Larga, se puede distinguir por sus pronunciados y ásperos acantilados que conviven con una playa de arenal oscura y con conchuelas. Un lugar visitado por quienes se aventuran a caminar por las interminables playas desde horcón. 

Es un espacio natural tan grande como rico en diversidad. Son 131 hectáreas de pura diversidad ecológica, con bosque nativo esclerófilo y formaciones arbustivas. Nos encontramos con especies como el Bellotos del Norte, Peumo y  Molles entre otras. La fauna de la zona es también heterogénea, se ven vecinos como chungungos, cururos, zorros chilla, además de aves como loicas y tórtolas, entre otras. Científicos han catastrado la presencia de la mayor colonia de aves piqueros. Un hogar abierto para una fauna diversa.

El proyecto inmobiliario Maratué se pretende instalar en el lugar, contempla la construcción de más de 14.180 viviendas de veraneo, en un sector declarado como zona de “catástrofe hídrica”. El tamaño de este complejo habitacional es comparado con la ciudad Viña del Mar, debido a su magnitud. La familia Lería – Luksic es propietaria del proyecto y ha realizado un lobby importante para poder instalarse en la zona.

El borde costero fue declarado como “sitio prioritario para la conservación de la biodiversidad en Puchuncaví” por la estrategia regional de biodiversidad. Además, el ministerio del Medio Ambiente ha manifestado su interés por declararlo Santuario Natural, aunque en la práctica no se ha avanzado en su implementación.

No se menciona un plan de factibilidad hídrica que sostenga la disponibilidad de agua para estos complejos inmobiliarios, considerando además que es una comuna que ya tiene problemas para abastecer a sus habitantes. Por otro lado, el proyecto no contempla o invisibiliza que localidades de  Quintero-Puchuncaví han sido declaradas zonas saturadas por la alta concentración e hitos de contaminación por material particulado y otros eventos de desastres ambientales. 

Lejos de mejorar el panorama ambiental con medidas integrales de mitigación o reparación ambiental, se siguen aumentando las emisiones por parte del complejo industrial, junto con la construcción indiscriminada de viviendas, emplazándolas sobre una zona patrimonial ambiental que protege la biodiversidad y que es vital para potenciar un desarrollo local.

Principales impactos socioambientales:

Desde el año 2017 a la fecha, han sido 4 años de conflicto

0
años

Principales actores involucrados

Salvemos Quirilluca

Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia

ONG Defensa Ambiental

Ni un Fierro Más

Comité Nacional Pro defensa de la flora y fauna CODEFE

Comunidad organizada de Horcón

Grupo de Acción Ecológica Chinchimén

Acciones en torno al conflicto:

Las organizaciones ambientales y vecinxs han realizado innumerables acciones con la idea de generar vida comunitaria en torno a la naturaleza del campo dunar. El cuidado del espacio ha sido arduamente llevado a cabo, con jornadas de limpieza de los basurales. actividades de concientización y educación ambiental comunitaria, y actividades culturales como jornadas de muralismo. 

Desde “Salvemos Quirilluca” se interpusieron dos recursos de protección para anular la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del megaproyecto. Uno de los recursos derivó en la invalidación de la RCA en el Servicio de Impacto Ambiental

 

Existen fuertes preocupaciones respecto de los impactos que trae el proyecto en la flora y fauna. Éstas se han expresado a través de diversas manifestaciones por parte de la comunidad para frenar el proyecto. Lo anterior, se ha manifestado en acciones tales como denuncias ciudadanas, publicaciones de libros y cartas abiertas, entre otras.