conflictos socioambientales

Ampliación de carretera F-20 entre Puchuncaví-Nogales

El complejo industrial Quintero Puchuncaví junto con afectar a todos los sectores cercanos naturales y a su población, ha dañado también al olvidado humedal Campiche. Este humedal es reconocido como un sitio de alto valor ecológico porque posee alrededor de 50 especies de flora y 60 especies de fauna. Además, se compone de dos cuerpos de agua, la laguna Campiche y Los Maitenes. Hoy tiene otra amenaza además del parque industrial, que pone en peligro su existencia.

La ampliación de la carretera F-20, es un proyecto de extensión que conecta la comuna de Puchuncaví con Nogales, concesión de carretera que fue entregada en 1995. El proyecto se denomina «Relicitación Concesión camino Nogales-Puchuncaví». El inicio de plazo de la segunda concesión fue en agosto del 2016 (la concesión anterior duró 20 años) y la fecha estimada de término es para agosto del 2054 (38 años de la nueva concesión).

Este tipo de obra está asociado a proyectos de mejoramiento de la infraestructura preexistente y nuevas obras de la Concesión, que si bien generan beneficios en el transporte y movilidad, también producen externalidades en aspectos socioambientales. 

Cabe destacar que el proyecto inició sus obras sin someterse a estudio de impacto ambiental, dado a una reinterpretación de la ley, por lo que la empresa se eximio justificando que siendo carretera y no autopista no debía entrar a Sistema de evaluación ambiental como EIA (Estudio de Impacto Ambiental), afirmando que el proyecto se define como de «Interés Nacional».

Principales impactos socioambientales:

Desde el año 2016 a la fecha, han sido 5 años de conflicto

0
años

Principales actores involucrados

Apr´s del sector rural de Puchuncaví, localidades de Pucalán, Los Maquis y Campiche

ONG Puchuncaví Nativo

La agrupación Comuneros en Alerta

Autoridades locales

Principales acciones en torno al conflicto: