conflictos socioambientales

Conflicto inmobiliario Parque Pumpin, Barrio O´higgins

El barrio O’Higgins es un sector histórico y patrimonial. Antiguamente conocido como sector Las Zorras, entre los cerros Rocuant, San Roque y Delicias. Se sabía que era un lugar de paseo por sus hermosos paisajes de bosques nativos y senderos naturales. Por ese entonces, allá por el siglo XlX se instalaron las casas de las familias acomodadas de Valparaíso. 

En 1891 llega al sector una familia suiza, los Pumpin, conocida bastante en la ciudad por la venta de bellas flores. Nace el Jardín Suizo o Parque Pumpin.  El parque se compone de 12 hectáreas de un gran espacio natural, y en él se albergan alrededor de 400 especies de flora de todo tipo y procedencia, conviviendo especies extranjeras con chilenas (desde copihues hasta la planta suiza edelweiss).

En este sector de barrio O’higgins, cercano a ese gran parque natural, se construyó la cancha de la compañía Chilena Tabacos que por muchos años sirvió para el entretenimiento de los trabajadores y posteriormente para el esparcimiento de los vecinos del barrio. Un evento icónico fue el partido desarrollado en dicha cancha en 1962, donde se enfrentó la selección de brasil contra Wanderers, con la asistencia del mítico jugador Pelé. 

Ambos sectores naturales del barrio O’Higgins se ven amenazados por la voracidad inmobiliaria. El megaproyecto inmobiliario “Parque Pumpin” pretende instalarse en el barrio. Consistió en un principio en un conjunto habitacional de 998 departamentos, que al no tener aprobación del EISTU (Estudio Impacto Vial y Transporte Urbano que visa la SEREMI de Transporte), tuvo que reducirse, actualmente está en 713. Corresponde a un complejo de 23 torres repartidas en las 10,4 hectáreas del sector. 

El sector había sido declarado como sitio de valor patrimonial por la Municipalidad en 2013, decreto que prohibía la construcción en el sector, pero antes de que se declarara en el diario oficial, la inmobiliaria envió los permisos de edificación que fueron aprobados por la Dirección de Obras Municipales, favoreciendo a la empresa. Para los vecinos y vecinas del barrio O’higgins, las organizaciones “Salvemos el Barrio OHiggins de las inmobiliarias” y  Movimiento de defensa de los Parques, se han opuesto al proyecto por las múltiples afectaciones que trae consigo. Hasta la fecha, la empresa aún no ha podido concretar la construcción del complejo. 

Extra:
Resolución de la Contraloría General de la República, que ratificó un informe de su par regional acerca del vencimiento del permiso de obras para el proyecto de la empresa, Inmobiliaria del Puerto SPA. La Contraloría regional había determinado que no se había cumplido con las “obras suficientes”, para completar el requisito de vigencia que exige la ley en un plazo de tres años. La reposición solicitada por la firma y la Cámara Chilena de la Construcción fue rechazada, confirmando el argumento.

Principales impactos socioambientales:

El lugar servía a la comunidad para su recreación, ya que era concebido como un espacio público. Durante muchos años  (antes de la compra de la Universidad Adolfo Ibáñez en los 90’) los vecinos recuerdan cómo se conformaba un espacio común y compartido para la vida de barrio. 

Por eso, la apropiación privada por la inmobiliaria va en la línea de la reducción de lo público, dando pie a la mercantilización de aspectos tan fundamentales de la vida como los espacios públicos. Un aspecto importante que se suma a su valor cultural es que las casonas del lugar  son inmuebles de carácter patrimonial.

También el sector tiene un valor histórico importante para lxs vecinxs y para Valparaíso. El jardín suizo por ejemplo, posee una rica historia que liga a la familia suiza de pumpin y su aporte a la ciudad de Valparaíso, en el comercio de flores. Por otro lado está el estadio de la compañía Chilena de Tabacos, que servía para la entretención de lxs trabajadorxs. 

En el lugar se emplaza el jardín suizo, en el cual hay una variedad de flora que ha perdurado por más de cien años, transformándose en un pulmón verde que contrasta con el desarrollo inmobiliario del cerro San Roque. Hay presencia de palmas chilenas, cipreses y jacarandás, entre otras especies nativas.

Debido a la cantidad de 245 estacionamientos que contempla el proyecto, la llegada de dicha cantidad de vehículos provocaría atochamiento vial en las calles del cerro y en av. Argentina, zonas que no están preparadas para un aumento del tráfico vehicular. Existe una evidente sobrecarga residencial y vehicular en el sector.

Desde el año 2013 a la fecha, han sido 8 años de conflicto

0
años

Principales actores involucrados

Vecinos y vecinas del barrio O'higgins, 

“Salvemos el Barrio OHiggins de las inmobiliarias 

Movimiento de defensa de los Parques

Principales acciones en torno al conflicto:

Las organizaciones ambientales y vecinxs han realizado innumerables acciones con la idea de generar vida comunitaria en torno a la naturaleza del campo dunar. El cuidado del espacio ha sido arduamente llevado a cabo, con jornadas de limpieza de los basurales. actividades de concientización y educación ambiental comunitaria, y actividades culturales como jornadas de muralismo. 

La gestión municipal ha recogido las demandas de la comunidad, En 2017, la gestión municipal acogió el último de los tres reclamos de ilegalidad interpuestos por algunxs vecinxs, decretando así el congelamiento del megaproyecto inmobiliario. Sin embargo, el año 2020 la Corte de Apelación declaró ilegales dicho decreto alcaldicio. El municipio apeló al fallo, levantando un recurso de casación ante la corte suprema. Se espera que se resuelva en ese tribunal.