Laura Jordan: “Hace mucha falta leernos mas”

Laura Jordán es musicóloga, investigadora y docente. Valora que hoy exista una relación menos competitiva entre las mujeres que se encuentran activas en el mundo de la investigación. Una de sus principales inquietudes es reconocer a las mujeres que han estado escribiendo sobre música a lo largo de la historia, y también en el presente.

Texto por Camila Olmos / Fotografías por Francisca González

Tuve la posibilidad de conversar con Laura, a quien ya había leído mientras revisaba el estado del arte en torno a la cueca en Valparaíso. La pandemia no nos permitió sentarnos a compartir un café, pero a pesar de eso conocí parte de su historia en la musicología. Me contó sobre sus proyectos y sobre qué están investigando las mujeres hoy. Reflexionamos sobre separatismo, cueca y sobre la importancia del lugar que toma el investigador en el momento de la observación.

Laura, cuéntame un poco acerca de la Musicología y cómo ha sido tu experiencia en esta disciplina.

Desde antes había estado interesada por la música. Crecí en Viña y estudié en Los Niños Cantores. Había empezado a estudiar flauta traversa, pero me gustaba mucho más la música popular que la clásica, no conocía mucho de música docta. Pero igual me metí a estudiar flauta clásica, porque era lo que la mayoría de las universidades ofrecía en ese momento. Siempre me gustó mucho la historia y la política:  sentía que me interesaban más cosas que solo la actividad creativa. 

La musicología es una disciplina bastante joven. Se dedica a estudiar teóricamente la música y tiene tres líneas principales: una más histórica, otra más bien sistemática, como teorías (solfeo, ritmo), vinculada también con la estética; y otra línea que es más tardía, que se desarrolla en el siglo XX, que le llamamos la etnomusicología y que se ha ido acercando más a la antropología. 

Me formé en Musicología en la Universidad Católica de Santiago, luego hice un magíster en Musicología en Montreal, Canadá, con foco en estudios de música popular, que siempre me había interesado, específicamente con la comunidad de chilenos exiliados allá y de qué forma usaron y siguen usando la música para su proceso de adaptación.

Luego hice un doctorado en Quebec, en el mundo francófono canadiense, también sobre música popular. Aquí cambié bastante el tema y me puse a trabajar sobre las voces de la cueca urbana e hice una tesis sobre ideas y sonidos de la voz en distintos tipos de cueca. Esa línea he seguido hasta ahora.

¿Qué temáticas están investigando las mujeres?

Yo veo que últimamente hay un fervor, en general social, por llenar vacíos, como una especie de gesto compensatorio de saber todo lo que no hemos sabido, oído o visto; entonces está como muy vigente este gesto de llenar esos vacíos. Veo en mis estudiantes, en mis colegas y en mí misma el ímpetu de conocer quiénes eran las compositoras, quiénes han sido las primeras directoras de orquesta, las personas que están en el mundo de la producción, que ya es un mundo bastante desconocido en general; pero pensar en la mujer técnica, por ejemplo, no es algo que está súper de moda. Es un tema que está surgiendo, sobre todo a nivel internacional.

Por un lado, está este impulso compensatorio que si bien, no necesariamente va a desarmar la estructura heteronormada patriarcal que tenemos, sí va a servir para, por lo menos, encontrar un montón de historias que no conocemos.

Por otra parte, me ha parecido llamativo el interés por las organizaciones de mujeres, de músicas. Entonces, se empieza a configurar otra preocupación, que ya no es solamente saber cómo era la música, sino que cómo ésta se relaciona con sus prácticas sociales.

Con mi colega Fernanda Vera, musicóloga de la Universidad de Chile, hicimos una investigación sobre álbumes de partituras, con un enfoque en el interés por las prácticas de las mujeres, no sólo por el objeto creado por una mujer o por su biografía, sino que la pregunta es ¿Qué es lo que hacen las mujeres con la música? Cómo organizaban eventos, cómo elegían la música, cómo la tocaban y enseñaban y cómo generaban gestión cultural. Las mujeres hacían circular partituras y ese tipo de usos o prácticas es una pregunta súper importante, dadas sus condiciones o relaciones sociales.

Lee la entrevista completa reservando tu ejemplar físico (Próximamente disponible)